Corf√ļ: Mitos griegos, 4 castillos y muchas batallas.

0
36
Le√≥n alado de San Marcos, s√≠mbolo de los venecianos. Castillo Nuevo de Corf√ļ. @vivecorfu

Corf√ļ est√° llena de castillos, mitos griegos y batallas que hoy vamos a descubrir. Os propongo un viaje diferente a esta isla griega, ya que adem√°s de sus playas y magn√≠ficos espacios naturales hay mucho m√°s que conocer. Nuestra isla es parte del archipi√©lago de las Islas J√≥nicas, de las que la m√°s conocida es √ćtaca, patria y reino de Ulises, el famoso h√©roe de la Odisea. No es la isla m√°s grande, pero siempre ha sido la m√°s importante de la regi√≥n debido a la riqueza de sus tierras, en las que se asentaron desde la Antig√ľedad muchos pueblos de gran potencia cultural, pol√≠tica y militar. ¬ŅEmpezamos?

Corf√ļ: un puesto estrat√©gico.

Corf√ļ est√° situada en un lugar estrat√©gico del Mediterr√°neo, a s√≥lo ocho horas en barco del sur de Italia y a poco m√°s de una milla n√°utica de la costa de Albania. Lo cierto es que Albania est√° tan cerca que desde Corf√ļ se pueden ver claramente las casas de Saranda, la ciudad m√°s pr√≥xima, en cuyo puerto hay mucho movimiento de pasajeros, especialmente en verano.

Desde tiempos inmemoriales todas las potencias europeas han deseado establecerse en la isla, ya que desde ella se garantiza el control y dominio de una buena parte del centro de Europa. Por esta razón tuvieron lugar numerosas batallas para defender y conquistar este bastión. Tan grande ha sido su importancia que todavía hoy pueden visitarse dos imponentes castillos en la propia capital de la isla, que tiene el título de Castrópolis o Ciudad de los Castillos, y hay muchos más que ahora vamos a conocer a lo largo de su geografía.

Hagamos un recorrido hist√≥rico por esos hitos, en los que muchas veces se juntan la historia y los mitos. Si conocemos bien los antecedentes podremos disfrutar m√°s a√ļn de nuestro periplo por los castillos y murallas de Corf√ļ.

Ulises, la Odisea y los mitos griegos: Paleokastritsa.

Los primeros habitantes de la isla, conocida (probablemente) como Esqueria, fueron los Feacios, de quienes se dice eran los descendientes del rey Feax, hijo de Poseid√≥n y la ninfa Corcyra. Si bien no participaron en la Guerra de Troya, Homero nos cuenta en su Odisea que apoyaron a Ulises en su viaje de regreso de la contienda (recordemos que Ulises era el rey de √ćtaca, una de las siete Islas J√≥nicas). Los mitos griegos nos cuentan que la relaci√≥n entre Ulises y Poseid√≥n no era muy cordial, y este √ļltimo puso todos los obst√°culos posibles en su ruta de regreso para evitar que llegara a su casa, donde Pen√©lope le esperaba pacientemente: el pobre tuvo que lidiar con monstruos, tormentas y sirenas hasta que pudo llegar a su hogar muchos a√Īos despu√©s. Una de estas terribles tormentas provoc√≥ que su barco naufragara no lejos de la costa oeste de Corf√ļ.

Corf√ļ: Mitos griegos, 4 castillos y muchas batallas.
La costa oeste de Corf√ļ, hogar de Ulises durante su estancia en el palacio del rey Alc√≠noo seg√ļn cuenta la Odisea. @vivecorfu

El mito de la roca y Poseidón.

A la ma√Īana siguiente fue rescatado de la playa por la princesa Naus√≠caa, quien hab√≠a bajado a pasear por la orilla con las damas de su corte. Lo encontraron desnudo en la playa, y cuenta la leyenda que la princesa le prest√≥ uno de sus velos y le llev√≥ a su palacio con su padre Alc√≠noo. All√≠, a los cuidados de la princesa y los m√©dicos de la corte, consigui√≥ recuperarse. El rey le regal√≥ uno de sus barcos para poder continuar su viaje de inc√≥gnito, a escondidas de Poseid√≥n.

La leyenda local nos cuenta que el barco con el que Ulises naufrag√≥ fue transformado en una gran roca por el dios de los mares. Si quer√©is ver la roca pod√©is acercaros a las playas de Paleokastritsa donde, adem√°s, se encuentra la playa donde los gu√≠as tur√≠sticos dicen que la princesa encontr√≥ al h√©roe. Por cierto, el nombre de esta zona significa peque√Īo castillo, ya que se cuenta que Alc√≠noo ten√≠a aqu√≠ una fortaleza que no ha podido ser descubierta todav√≠a, a la espera de que los arque√≥logos destapen sus misterios.¬† Ah√≠ lo dejo.

Escenario de batallas

La Guerra del Peloponeso (431‚Äď404 AC) enfrent√≥ a Atenas, l√≠der de la Liga de Delos, contra Esparta, que a su vez lideraba la Liga del Peloponeso. Seg√ļn cuentan las antiguas cr√≥nicas del historiador Tuc√≠dides, la isla, cuyo nombre antiguo era Korkyra, era una importante potencia naval que apoy√≥ a Atenas y Corinto en la batalla de Sivota. La Alianza gan√≥ la batalla, aunque al final perdi√≥ la guerra frente a los espartanos, apoyados por los persas, y con esta derrota se puso fin al Siglo de Oro de la Antig√ľedad. Los arque√≥logos del siglo XIX, principalmente brit√°nicos y alemanes ansiosos de encontrar las ra√≠ces de la cultura europea, leyeron los mitos griegos y descubrieron antiguos enclaves de castillos, foros y templos, sobre todo en la zona conocida como Pale√≥polis. Uno de mis favoritos es el Templo de Kardaki, construido en el 500 A.C. aproximadamente, orientado hacia el Este y dedicado probablemente a Zeus o Apolo.

En el 229 A.C. Corf√ļ fue conquistada por los romanos, y con ello pas√≥ a ser parte del Imperio Romano de Oriente, conocido m√°s tarde como el Imperio Bizantino. Diversos ataques y puntuales ocupaciones de los √°rabes y los normandos alentaron la construcci√≥n de varios castillos, que hoy todav√≠a pueden visitarse y admirar en la Ruta de los Castillos.

El √Āngel contra los piratas.

Os presento el Castillo del √Āngel, o Angelokastro. De √©poca bizantina, domina todo el Oeste de la isla desde un acantilado y vigila todo el mar con una vista panor√°mica de m√°s de 180 grados. Se cree que data del siglo XII, cuando se construy√≥ una nueva fortificaci√≥n en un promontorio natural para proteger la zona oeste de isla de los ataques de los piratas genoveses, y se cuenta que, en el a√Īo 1403, 10 000 mercenarios asediaron el fuerte durante un a√Īo, sin √©xito. Por cierto, una curiosidad. ¬ŅSab√©is c√≥mo se comunicaban con el resto de la isla en caso de ataques? Lo hac√≠an con enormes hogueras: encend√≠an un gran fuego en lo alto de una torre en un monte cercano al castillo y sus llamas eran visibles desde los altos edificios de la ciudad, con lo que la poblaci√≥n quedaba avisada de que se acercaba un nuevo peligro y pod√≠a prepararse para una inminente batalla.

Una excursión interesante.

Si os apetece ir a verlo, este monumento est√° abierto todo el a√Īo, y la verdad es que merece la pena el paseo. Podemos visitar, entre otros, una peque√Īa iglesia construida en una cueva llena de frescos bizantinos, antiguos muros, almenas, merlones y algunos restos de los antiguos enterramientos excavados en la roca y reservados para los nobles muertos en combate. La vista es grandiosa y lo cierto es que te inspira a evocar los tiempos en los que los barcos de los genoveses se acercaban en lontananza. Dicen, incluso, que en los d√≠as que no hay bruma es posible vislumbrar la silueta de la costa de Italia. Si mal no recuerdo, la entrada al recinto cuesta dos o tres euros y es una visita muy entretenida, apta para toda la familia.

El castillo oculto entre olivos.

El castillo de Gardiki, en el sur, está muy cerca de la playa y parque natural de Chalikounas. Data del siglo XIII, y está escondido entre rocas y bosques, perfecto para sorprender a los invasores si se adentraban por la laguna de Korission. Junto con el tercer castillo, el de Kassiopi, en el noreste, formaban un triángulo defensivo sin parangón que hizo muy bien su papel hasta la aparición del implacable Imperio Otomano en el Mediterráneo.

La proximidad de los otomanos y la fuerza de sus ej√©rcitos hicieron que los habitantes de la isla pidieran ayuda a los venecianos. Venecia era uno de los estados m√°s poderosos en el siglo XIV, y siempre hab√≠a tenido muy buena relaci√≥n con las islas del J√≥nico. Dicho y hecho: en 1386 pidieron su adhesi√≥n a la Rep√ļblica Veneciana, y pronto se erigieron dos importantes fortalezas en el centro de la isla, es decir, en la capital, pues los flancos del Oeste estaban ya protegidos por las fortalezas bizantinas. Vamos a conocerlos un poco mejor.

Venecia contra el Imperio Otomano.

El Paleo Frurio o Castillo Antiguo.

Enclavado en una roca-pen√≠nsula al Este de la ciudad de Corf√ļ, el Paleo Frurio es una magn√≠fica construcci√≥n militar de base bizantina, probablemente del siglo VI de nuestra era, que ha seguido siendo usada y modificada a lo largo de los siglos. Se cuenta que detuvo tres importantes ataques de los otomanos, el √ļltimo de los cuales tuvo lugar en agosto de 1716 y se conoce como El Sitio de Corf√ļ. Este √ļltimo intento de conquista trajo miles de soldados turcos en centenares de barcos de guerra (30 000 soldados, 3 000 caballos y 2 000 ca√Īones), si bien los venecianos no quedaron atr√°s, ya que pidieron ayuda a Austria. Sus tropas, lideradas por el Mariscal Schulenburg, derrotaron a los atacantes frente al castillo en una semana. La leyenda local cuenta, sin embargo, que fue un milagro de San Espirid√≥n quien provoc√≥ una enorme tormenta de rayos sobrenaturales, causando el p√°nico y la huida entre los otomanos. Sea como fuere, los malos no volvieron a intentarlo y la isla qued√≥ en manos de los venecianos hasta su derrota por parte de Napole√≥n, que tambi√©n se dio una vuelta por este para√≠so mediterr√°neo.

Este castillo tiene adem√°s varias zonas a√Īadidas por los brit√°nicos durante el protectorado, que a su vez sirvieron de defensa y barracones durante la Segunda Guerra Mundial.

El Neo Frourio o Castillo Nuevo.

El Neo Frourio fue dise√Īado por los venecianos despu√©s del primer asedio de los otomanos, a mitad del siglo XVI, para prevenir los ataques desde la zona noroeste de la isla y proteger a la poblaci√≥n. Los turcos hab√≠an construido un peque√Īo fort√≠n en el islote de Vidos, desde donde atacaban las posiciones abiertas al norte del Paleo Frurio. Este fort√≠n, imposible de alcanzar desde el mar, era pr√°cticamente inexpugnable. Para cortar su avances y contrarrestar esta ventaja, el entonces gobernador de la isla decidi√≥ erigir un segundo fuerte, ya que el Sitio de 1537 hab√≠a diezmado la poblaci√≥n considerablemente. El emperador Suleim√°n hab√≠a enviado 320 barcos, que, repentinamente abandonaron el ataque por miedo a una misteriosa plaga. Hay quien dice que esta plaga fue enviada por San Espirid√≥n, patr√≥n protector de la isla. Sea como fuere, los turcos se retiraron, pero un nuevo ataque era inminente.

Y se contruy√≥ el castillo sobre el monte de San Marcos, de donde tom√≥ su nombre. Tiene planta pentagonal, dos bastiones gemelos y una complicada red de t√ļneles y laberintos que lo conectan subterr√°neamente con la Antigua Fortaleza. Los muros exteriores est√°n plagados de relieves, inscripciones y muchas esculturas con el famoso le√≥n alado s√≠mbolo de Venecia, ya que se trataba del m√°s importante edificio militar construido √≠ntegramente por los venecianos en el Mar J√≥nico. A√Īos m√°s tarde Napole√≥n construy√≥ dos peque√Īos fuertes en los islotes cercanos de Vidos y Avrami, destruidos m√°s tarde por los brit√°nicos.

Los restos de la muralla.

Las nuevas defensas de la capital se completaron con la construcción de una muralla que rodearía toda la costa de la capital. Esta muralla todavía existe, si bien es ahora parte de la calle que circunvala el casco antiguo en un barrio llamado, precisamente, Muragia.

Recuerdo de Napoleón.

De la √©poca Napole√≥nica quedan pocos edificios originales, ya que los franceses estuvieron pocos a√Īos en Corf√ļ. Lo m√°s destacado es una gran plaza-parque llamada Plateia, que se dise√Ī√≥ para cubrir el antiguo campo de batalla que hab√≠a inmediatamente entre el Antiguo Fuerte y la Ciudad Vieja. Actualmente es un lugar de paseo y ocio para turistas, estudiantes y familias, as√≠ como la calle conocida como El List√≥n, de uso exclusivo para la nobleza en tiempos de los venecianos y hoy llena de cafeter√≠as y restaurantes.

Corf√ļ: Mitos griegos, 4 castillos y muchas batallas.

Las guerras del siglo XX.

El siglo XX fue complicado para la isla. Ya hemos comentado anteriormente que el control de este territorio significaba la llave de entrada al Este y Oeste de Europa. En la I Guerra Mundial fue ocupada de nuevo por los franceses, y m√°s tarde fue refugio de soldados serbios y de Montenegro. En 1939, durante la II Guerra Mundial, cay√≥ en las manos de Mussolini, quien ya hab√≠a intentado ‚Äúrecuperar sus territorios italianos‚ÄĚ en 1925. Tras la rendici√≥n de los italianos, la capital fue bombardeada por los nazis en 1943, quienes adem√°s encarcelaron a todos los jud√≠os de la ciudad en el Antiguo Castillo para llevarlos a Auschwitz. En 1944 la isla fue finalmente liberada y devuelta al Estado Griego. Si visitamos el casco antiguo de la capital podemos ver las huellas de la contienda, algunos edificios todav√≠a conservan huellas de las balas como es el Palacio de San Miguel y San Jorge. De las tres sinagogas queda en pie una, llamada ‚ÄėScuola Greca‚Äô, en el barrio jud√≠o de la ciudad.

Viajar en busca de m√°s mitos griegos.

Si te has quedado con ganas de m√°s, puedes encontrar muchos consejos de viaje y pistas para organizar tu escapada en este intereseante art√≠culo de El Viajero Experto y en la p√°gina Vive Corfu. ¬ŅTe apuntas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí