Connect with us

Cultura

Piteas: El griego que llegó a Islandia antes que los vikingos en 340 a.C.

Piteas: El griego que llegó a Islandia antes que los vikingos en 340 a.C.

¿Sabías que los griegos llegaron a Islandia antes que los vikingos? Un reciente estudio publicado por el Dr. Andrew Charles Breeze demuestra, casi con toda seguridad, que Piteas de Massalia se adelantó mil años a los normandos. Este explorador se aventuró hace 2300 años en los mares del Norte y nos dejó constancia de su periplo, que ahora toma fuerza.

Desde tiempos remotos el Hombre ha sentido el deseo de descubrir lo desconocido y viajar hacia lugares remotos. Ansias de riqueza, poder, o simplemente aventura y curiosidad fueron los acicates para que viajeros y guerreros de casi todas las culturas decidieran emprender largos viajes, a veces sin retorno y muchas veces llenos de misterios y peligros.

Piteas: El griego que llegó a Islandia antes que los vikingos en 340 a.C.
Estatua en bronce de Aquiles guerrero, Palacio Achilleion, Corfu.
Por Thomas Schoch – Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.

Los viajeros griegos

Los antiguos griegos recorrieron miles de kilómetros a pie, a caballo y en barco en busca de nuevas tierras, riquezas, la gloria y la victoria, o simplemente por curiosidad.

Los detallados periplos de personajes legendarios como Ulises, que navegó más de 1000 km desde el Mar Jónico (Ítaca) hasta Troya (Turquía), o Jasón y los Argonautas, en busca del Vellocino de Oro, demuestran que sus propios autores ya habían viajado antes de escribir los libros, ya que las descripciones de los escenarios no dejan lugar a dudas: antes fueron viajeros y, después, escritores.

Un poco de historia: Alejandro Magno

Piteas: El griego que llegó a Islandia antes que los vikingos en 340 a.C.
Alejandro Magno en un mosaico de la Casa del Fauno de Pompeya. Autor desconocido. Public Domain, via Wikimedia Commons

El poder imperial de Alejandro Magno se extendió desde Grecia hasta el Cáucaso, Mesopotamia y la India en el siglo IV a.C. También tenía relaciones comerciales con los pueblos del norte, quienes proveían al imperio de ámbar, oro y metales. La curiosidad, el deseo de ampliar las rutas comerciales o las ansias de una futura conquista hicieron que se confiara a Piteas, explorador y viajero, la travesía hacia territorios desconocidos en busca de nuevas rutas para una futura expedición.

Piteas de Massalia

Piteas: El griego que llegó a Islandia antes que los vikingos en 340 a.C.
Piteas de Massalia, el explorador griego que descubrió Islandia en el año 340 A.C.
Rvalette, CC BY-SA 3.0 httpscreativecommons.org licenses by-sa3.0, via Wikimedia Commons

Piteas (en griego antiguo, Πυθέας, Pythéas) había nacido en la antigua colonia griega de Massalia (hoy Marsella). Fue explorador, astrónomo y marino, y ha pasado a la historia por haber escrito un libro, hoy desaparecido, con notas de su viaje a las costas más nororientales de Europa. A pesar de las leyendas y mitos que hablaban de gigantes terroríficos, los hiperbóreos (los de más allá del Norte), el viajero no se amedrentó, y comenzó su periplo en busca de esas nuevas tierras en el año 325 a.C.

El viaje de Piteas hasta Islandia

Piteas: El griego que llegó a Islandia antes que los vikingos en 340 a.C.
Itinerario seguido por Piteas desde Marsella. Imagen: Fschwarzentruber, CC BY-SA 4.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0, via Wikimedia Commons

Piteas fue el primer navegante de origen mediterráneo que tuvo contacto con los pueblos de las Islas Británicas y Noruega, encuentros que documentó en su libro Τὰ περὶ τοῦ Ὠκεανοῦ, Las cosas del océano, hoy desaparecido, con interesantes detalles sobre sus habitantes y sus costumbres.

Una de sus hazañas fue atravesar Britannia a pie, realizando la primera medición del ancho de la isla (6500 km), para después embarcar en el Oeste y navegar durante seis días con rumbo Norte, alcanzando tierras y paisajes remotos e inexplorados en el año 340 a.C.

La isla misteriosa

Piteas: El griego que llegó a Islandia antes que los vikingos en 340 a.C.
La mítica Isla de Thule en una antigua carta marina de Olaus Magnus. Wikimedia Commons

Su destino final fue una isla a la que llamó Thule, de la que cuenta que “el sol del verano nunca llegaba a ponerse” (el sol de medianoche). También describió las auroras boreales y otras historias fabulosas para la época, como que “no había ni tierra, ni mar, ni aire, sino una mezcla gelatinosa imposible de navegar y difícil de describir”. Se refería problemente a las medusas gigantes, o quizás a los panqueques de hielo o banquisas que se forman en el mar cerca del Ártico. En un principio, los investigadores modernos no podían asegurar si realmente había alcanzado Islandia o quizás Noruega, las Islas Faroe o las Islas Shetland.

¿Una obra clandestina?

A su regreso decidió relatar su hazaña y hallazgos, pero años más tarde fue despreciado y acusado de farsante por los historiadores Polibio y Estrabón y su obra quedó oculta en la clandestinidad.

El descubrimiento del Dr. Breeze

Piteas: El griego que llegó a Islandia antes que los vikingos en 340 a.C.
Retrato del Profesor Andrew Charles Breeze. Bioinfo 7, CC BY-SA 4.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0, via Wikimedia Commons

Pero viajemos 2300 años hasta 2020, año en el que un artículo de investigación publicado por el Dr. Andrew Charles Breeze, profesor de Filología en la Universidad de Navarra, en la edición de diciembre de The Housman Society Journal, aportaba nuevas evidencias de que los griegos llegaron a Islandia antes que los normandos. Explica que, cuando Piteas hablaba de “la isla rodeada de hielo en la que no se ponía el sol del verano”, parece estar claro que se refiere a Islandia.

Además, el profesor añade que, en la descripción de la costa descubierta, Piteas cuenta que vislumbró grandes columnas de humo, cenizas y brumas, que claramente procedían de los volcanes activos en la isla y que le hicieron recordar los grandes altares de los antiguos templos griegos. Pero hay más.

El verdadero nombre de la isla de los vikingos

Piteas: El griego que llegó a Islandia antes que los vikingos en 340 a.C.
Volcán Fimmvorduhals en plena erupción. Boaworm, CC BY 3.0 https://creativecommons.org/licenses/by/3.0, via Wikimedia Commons

La pista definitiva se halla en el nombre original de la isla, a la que Piteas bautizó, no Thule, sino Thymele, que en griego antiguo significa altar. Este nombre fue alterado por un error del escribano que transcribió sus diarios de viaje.

Con el apoyo de muchos de sus colegas que corroboran su nueva teoría, el artículo del profesor demuestra, por lo tanto, que los griegos descubrieron Islandia mucho antes que los vikingos, y que el heroico viaje de Piteas merece ser reconocido dentro de los principales descubrimientos de la época antigua.

Si te apasionan las historias y los artículos sobre cultura, puedes encontrar más clicando aquí, y si quieres vivir tu propia aventura en Grecia, también encontrarás muchas ideas si visitas esta bonita página.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *